jueves, 11 de junio de 2020

LA TARDE



Esta tarde me llegaban
unos aromas de rosas,
sensaciones deliciosas
que mi piel acariciaban.


Una linda mariposa
con sus alas de colores
lucía sus esplendores
aleteando mimosa.







Ya la tarde iba cayendo...
aquella grata emoción
colmaba mi corazón
con una estrella naciendo.


El cosmos todo brillaba,
resplandecía un lucero
que dulcemente hechicero
al cielo me transportaba.


¡Seguía en vuelo mi mente,
el mundo de amor bullía!
Y mi corazón sentía,
que soñaba libremente

Sucedió mientras dormía
en mi sofá recostada,
la tarde estaba callada
y mi sueño florecía.









Mis estimados amigos, parece que vamos avanzando y todo o casi todo va volviendo a la normalidad relativa… Tengo cierta incertidumbre… Pero quiero ser positiva y pensar que lo peor ha pasado y la pesadilla que todos hemos vivido, no volverá a repetirse. ¡Que así sea!
¡Pero, hay mucho inconsciente por la vida que no se respetan ni
así mismos para respetar a los que, mas o menos hacemos las cosas bien. Por el bien del mundo entero.
Un momento qualquiera.
Como veis tardo en colgar una entrada y no sé cuándo pondré otra... Cada vez me cuesta más sentarme a escribir. Me apetece pasar más tiempo haciendo otras cosas, salir de casa pasear los senderos y percibir los aromas primaverales a par del río Lérez. Es muy placentero escuchar el suave murmullo de sus pequeñas cascadas, no pasa lejos de mi casa y tiene hermosos senderos rodeados de arboleda. Todo verde y florecido me envuelvo en la fragancia y frescura que esparce la bellísima naturaleza. Respiro aire limpio y veo los pajarillos volando de un lado para otro buscando alimento para dar de comer a sus crías que esperan abriendo su boca en el nido.  
Alguna ardilla que se cruza en el camino y ya me retiro, viendo el suave remanso fluyendo en el río. 
Marina Filgueira García.
11-6-2020. 
 
Un puñado de besos para los amantes de lo sencillo. Gracias por vuestra huella.


sábado, 2 de mayo de 2020

NACE UN NUEVO RESPLANDOR.



En el encierro
quise alcanzar la luna,
un puerto libre,

¡Pero la bruma
se cruzó en mi camino!
No fue posible. 




1-D.

Nace un nuevo resplandor,
espejo donde mirarnos
y con el alma, abrazarnos,
calmando nuestro dolor.
Llenos de paz y de amor
logramos que todo fluya
¡Cantemos el aleluya!

Sea libre el pensamiento 
sin ningún confinamiento
que nuestros sueños diluya.


 

2-D
Pronto llegará el momento
que volvamos a besarnos
y con amor abrazarnos,
expresar el sentimiento
que nace del pensamiento,
oír cantar ruiseñores
y que huyan los temores,
pasear por nuestras calles
y contemplar nuestros valles

llenos de luz y colores.

 


Estimados amigos, vuelvo de nuevo con esta entrega desando que sea de vuestro agrado. En todo este tiempo no he podido escribir nada, esta pandemia anuló totalmente mi inspiración, me quedé sin palabras que plasmar. Encerrada y un poco aturdida, deseando solo que pasara rápido el tiempo. 
Por fin hoy salgo una hora por la tarde. Empezamos a ver la luz al final del túnel.

¡Es un respiro, porque queda mucho todavía! 

Pido perdón a los blogs amigos que no he podido visitar.  



Un puñado de besos para los que gustan de las cosas sencillas.

Gracias por vuestra huella. 

2-5-2020. 

Marina Filgueira García.



Pontevedra.