jueves, 16 de enero de 2020

AMOR EN MIS MANOS.

Es el amor de mis manos
un dulce soplo de aliento
que con el alma yo siento,

cómo todos los humanos.


Y guarda mi corazón
un buen libro de ilusiones
donde grandes emociones
danzan llenas de razón.


Y sobre el libro una rosa
sin espinas en mi pecho, 
de lindos aromas hecho
en la loma más airosa.

Y cuándo despierta el día,
late el corazón contento
equilibrado momento
lleno de paz y armonía.

Y veo de nuevo el libro,
para buscar el recuerdo

aquel, que por el me pierdo
ahondando en lo que vibro.


Caminando por enero
a despacio mi camino
de la mano del destino,
mientras mis alas libero.

Y la calma también llega 
cuando mis brazos estiro
sale del alma un suspiro,
con sagaz y fiel entrega. 







Es mi corazón como el de todo ser humano, que late siente ruega sufre alienta extraña y perdona. 

Mente-corazón forman buena pareja, conducen la barca en medio de olas rebeldes y también dulces mareas. ¡Ay corazón, camarote sin puertas! Por donde se cuela el amor y la tristeza. ¡Oh, cuántas millas has recorrido dentro de esta barca sin velas! Tantas que ya no se cuentan. Mente-corazón van dando equilibrio y fuerza a ocasos y amaneceres que marcan el rumbo de navegación haciendo escala en varios puertos.

La mente piensa el corazón siente. Siente los golpes que la barca encuentra en su ruta diaria batiéndose por sobrevivir entre alguna ola brava.  Pero sabe brincar alegre cuando la ocasión lo reclama. Un día de sol, un cielo de estrellas, un mar en calma, una palabra de amor junto a su pecho, un abrazo largo... Un te quiero nacido del alma. 

Mente-corazón reflejo de mil hazañas que bañan con agua dulce algunas lágrimas saladas. 

  
Mis estimados amigos, espero y deseo que todo siga bien en vuestras vidas. Feliz 2020.

Un puñado de besos para los amantes de lo sencillo y mil gracias a todos los que habéis pasado por mi sencillo espacio. 

16-1-2020.  Marina Filgueira Gracía.




sábado, 7 de diciembre de 2019

PASANDO EL TIEMPO.


¡Con que prisa pasa el tiempo! Es un motor supersónico, no tiene alma ni cuerpo, pero va rompiendo la cascara del árbol viejo, tambalea su tronco y debilita la médula. Deja claras huellas que van subiendo hasta la loma más alta. Todo forma parte del proceso de tantas estaciones vividas.
He visto miles de veces la luna acariciar mi regazo y otros tantos amaneceres, caer muchos besos sobre mis labios.
Si sondeo los pasos que he dado cuidando de mis polluelos, por lo poco media luna cubriría y sufriría su suelo el peso.
Cuatro chicos y una chica llenaron la casa de risas y juegos, también alguna travesura... Que llenaría más una página.
¡Aun parece que fue ayer cuando abrí mis alas y levanté el vuelo, pero no!... De eso hace ya mucho tiempo, de aquel viaje placentero en mi barca de remos atravesando algún río revuelto y otros con mucha calma. La vida tiene esas cosas…Pero con el corazón lleno de amor la barca siempre llega a puerto, formamos un hogar dulce hogar en el cual también me siento. 


    Añoranzas.                       

               1
Y la tarde va muriendo
con la luz de la esperanza,
reverbera la añoranza
que en el alma va creciendo

con mucha maña prendiendo.
¡Y va llegando la noche
amena sin un reproche!
con la ribera dorada
y la marea calmada,
pone su precioso broche.















                 2 
Van saliendo los luceros
la luna les acompaña
y el espejo desempaña, 
alumbra en los senderos
que recorren los romeros:
amanece en la campiña
y me provoca morriña
me brinda bellos colores
sus agradables olores,
son el ojo que me guiña.



 









3
Acerca la Navidad
en esa estrella que danza,
ella nos brinda confianza
donde brilla la humildad,
también eterna bondad.
Compartamos emociones
que destellen sensaciones,
saquemos unas sonrisas
suspendamos nuestras prisas
abracemos ilusiones.



La Navidad es la festividad del año más importante de la cristiandad que celebra el nacimiento de Jesús en Belén. 
Es una especial fecha.  Seamos cristianos o no, resulta una época de emociones compartidas en la que la unión, el amor, la caridad y renovada espiritualidad, se respira en el ambiente.
Navidad es paz, humildad,
solidaridad, entendimiento  y perdón: Navidad es Amor,  con mayúsculas. ¡Pero por favor! hagamos que todos los días de la vida, sean Navidad. 


Muy felices fiestas a todo el mundo mundial. ¡Cuídense mucho!
Mi más grande abrazo para todos y cada uno de ustedes. Desde este humilde espacio.
Hasta mediados de enero si Dios quiere.