sábado, 2 de mayo de 2020

NACE UN NUEVO RESPLANDOR.



En el encierro
quise alcanzar la luna,
un puerto libre,

¡Pero la bruma
se cruzó en mi camino!
No fue posible. 




1-D.

Nace un nuevo resplandor,
espejo donde mirarnos
y con el alma, abrazarnos,
calmando nuestro dolor.
Llenos de paz y de amor
logramos que todo fluya
¡Cantemos el aleluya!

Sea libre el pensamiento 
sin ningún confinamiento
que nuestros sueños diluya.


 

2-D
Pronto llegará el momento
que volvamos a besarnos
y con amor abrazarnos,
expresar el sentimiento
que nace del pensamiento,
oír cantar ruiseñores
y que huyan los temores,
pasear por nuestras calles
y contemplar nuestros valles

llenos de luz y colores.

 


Estimados amigos, vuelvo de nuevo con esta entrega desando que sea de vuestro agrado. En todo este tiempo no he podido escribir nada, esta pandemia anuló totalmente mi inspiración, me quedé sin palabras que plasmar. Encerrada y un poco aturdida, deseando solo que pasara rápido el tiempo. 
Por fin hoy salgo una hora por la tarde. Empezamos a ver la luz al final del túnel.

¡Es un respiro, porque queda mucho todavía! 

Pido perdón a los blogs amigos que no he podido visitar.  



Un puñado de besos para los que gustan de las cosas sencillas.

Gracias por vuestra huella. 

2-5-2020. 

Marina Filgueira García.



Pontevedra.